Crónicas de un terrícola

Como miran los gatos

Un perro azul. Eso es lo que era. Van Gogh, el maestro, dibujaba mi entorno a cada fumada. Distorsionado el cielo, ahora el sol se…

[…]

Cyberespacio

Abrió el chat y encontró que Marcelina_23 le había desbloqueado. Los meses de ansiedad, de sentirse miserable habían llegado a su fin. Entonces la buscó…

[…]

La cueva de los néctares

El chico entró en un aposento oscuro donde sonaban tambores ensordecedores. En ese lugar podía resistir hasta la madrugada. Quizá conocería alguna chica. Se podían…

[…]

Tope de gama

El cobertizo quedó abierto y el sol de verano de la Costa Oeste iluminaba de manera espectacular los marcos de aluminio. Las grandes 29ers del…

[…]

El color del diablo

Esta es la historia de un santito que vivía allá por las tierras del norte. Se dice que amaba los bailes, las fiestas y el…

[…]

Exoesqueleto

La enfermera me miraba atentamente. Con mucho dolor pude voltear a mi derecha y las imágenes de mi entorno se traslapaban. Estaba oscuro, las mantas…

[…]
Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: